Vacúnese contra la Diabetes

Vacúnese contra la Diabetes

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica que se caracteriza por un aumento del nivel de glucosa en sangre... este aumento se debe a la poca producción de insulina por parte del páncreas o la inadecuada utilización por parte del organismo

Por Elvis Soriano, Gerente de Programas de Salud, CALMA

El pasado sábado me encontraba en mi casa, cómodamente sentado en mi sillón, viendo como Steven Seagal [1] rebanaba con su espada a una banda de sujetos que trataban de “chuparle” la sangre; obviamente, como parte de la escena de una de sus ultimas películas.

Fue en ese momento que me di cuenta, que tenía alrededor de 7 horas de haber estado viendo televisión, es decir, sentado en el mismo sillón, con el control en la mano, la única actividad física que había realizado fue levantarme esporádicamente, dirigirme al refrigerador o la cocina a buscar algo de comer y beber. Pensé, rápidamente, que tenía que hacer alguna actividad física y no dejarme llevar más por los placeres del “mal moderno”, o sea, el Sedentarismo físico.

¿Es malo el sedentarismo?

Todos los humanos actualmente somos sedentarios, ya que desde hace 10,000 años con la revolución agrícola, las civilizaciones dejaron de ser nómadas y nos volvimos sedentarios, estableciéndonos en un lugar específico para vivir, así aparecieron las ciudades y con ello todas las divisiones urbanas que conocemos actualmente.

El término también se refiere, a la falta de actividad física o ejercicio físico el cual considero como moderno, ya que ahora la tecnología ofrece muchas comodidades que hacen que cada vez hagamos menos actividades físicas: usar el vehículo en vez de caminar, juegos de video en lugar de los juegos de antaño donde se corría, saltaba e interactuaba con otras personas; uso de computadoras y televisión por grandes periodos de tiempo; y junto a todo lo anterior, altos consumos de comida de gran contenido calórico, sin duda un problema relacionado con la demanda y el consumo, lo cual si es dañino.

Si nosotros consumimos más de lo que necesitamos para vivir, engordamos nuestra cuenta corporal, si el consumo es menos, entonces adelgazamos nuestra cuenta corporal. Pensemos en este hecho como los ahorros que nosotros depositamos en nuestra cuenta de ahorro.

La cuenta de banco es nuestro cuerpo u organismo, el dinero que depositamos en la cuenta (ahora no muy frecuente) representa las calorías de los alimentos, comida o todo lo que ingerimos y se acumula en el cuerpo en forma de grasa. Cuando vamos a retirar de la cuenta, representa la actividad física o ejercicio que hacemos durante el día que hace que gastemos esa grasa guardada en nuestra cuenta corporal.

Ahorrando para vivir

Contrario al propósito de la cuenta de ahorros, la cuenta corporal debe estar equilibrada, es decir, nuestros gastos o “retiros” deben ser iguales a lo que depositamos, para poder así, mantenernos saludables. El gasto debe ser menor a los depósitos si estamos desnutridos y, los gastos deben ser mayores a los depósitos si estamos con sobre peso u obesidad. Normalmente, gastamos nuestros “ahorros” en tres situaciones básicas: Metabolismo basal, procesamiento de los alimentos y Actividad física.

El metabolismo basal podemos compararlo a nuestras actividades diarias normales y necesarias por ejemplo: respirar, pensar, los latidos del corazón, los movimientos de los intestinos, hablar, etc., y otras actividades inconscientes a nivel celular como la producción de moléculas y el metabolismo celular. Este rubro de gastos en su conjunto representa alrededor del 50 al 75% de todo el gasto diario.

El procesamiento de los alimentos, se refiere específicamente al gasto de energía para metabolizar los nutrientes que se encuentran en los alimentos que ingerimos, representa alrededor del 10% de gasto.

La actividad física: se refiere a todas aquellas actividades extras que de manera voluntaria hacemos en el día, por ejemplo: ejercicios aeróbicos, bicicleta, baile, correr, trotar, subir gradas, pesas, etc., este rubro varía desde el 10% hasta el 50% en los atletas. Es a este rubro al que debemos apostarle cuando queremos equilibrar nuestra cuenta corporal, ya que los rubros anteriores son hasta cierto punto involuntarios.

El mantener nuestra cuenta de gastos corporal, equilibrada, nos hará evitar el aumento de peso y la obesidad, ya que esta es uno de los principales factores para el aparecimiento de enfermedades metabólicas y cardiovasculares, tales como la diabetes mellitus, Hipertensión arterial, Elevación del colesterol y grasas del cuerpo etc., de ahí la importancia de “gastar” y ahorrar adecuadamente en nuestra cuenta corporal.

Actualmente en el mundo mueren mas personas debido a complicaciones de la diabetes mellitus que las que mueren por SIDA, sin embargo, existe mayor designación de fondos para la lucha contra el SIDA que contra la diabetes. En El Salvador, la situación es la misma, se considera que hay alrededor de 530,000[2] personas con diabetes de acuerdo a la Asociación Salvadoreña de diabéticos (ASADI) aunque muy pocos saben de su condición; contra 25,697 casos diagnosticados de infección por VIH hasta el año 2010[3]

La Vacuna contra la diabetes existe

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica que se caracteriza por un aumento del nivel de glucosa en sangre, lo que se conoce como hiperglucemia, este aumento se debe ya sea a la poca producción de insulina (hormona) por parte del páncreas o a la inadecuada utilización de la misma por parte del organismo, cualquiera que sea la causa, la enfermedad afecta el metabolismo de los carbohidratos, lípidos (grasas) y proteínas.

Existen muchos tipos de diabetes, pero las mas comunes son la Diabetes Mellitus tipo 1 (DM1), Diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y diabetes gestacional (embarazo).

La DM1 generalmente se ve en personas jóvenes y se diagnostica antes de los 30 años en su gran mayoría de veces, la característica principal de ella es que no hay producción de insulina, lo que ocasiona la enfermedad. La DM2, antes conocida como diabetes del adulto o diabetes relacionada con la obesidad, representa el 80% de los casos de diabetes y está condicionada al aumento de peso, a la falta de actividad física y obesidad entre muchas otras causas. Esta se caracteriza por escasa producción de insulina e inadecuada utilización de la misma por parte del organismo. La diabetes gestacional se refiere a la que se desarrolla por múltiples factores, específicamente en mujeres cuando están embarazadas, normalmente es transitoria.

Nos referiremos en esta ocasión a la diabetes tipo 2, no solo porque representa la gran mayoría de diabéticos, sino también, porque hasta cierto punto, es la única que podemos prevenir. Como lo dijo la Dra. Marju Orho-Melander[4], existe una “vacuna” contra la diabetes, tanto en niños como en adultos. Básicamente, se refería a lo siguiente:

La vacuna para los niños esta compuesta por: Nutrición adecuada + control de peso + actividad física, la dosis debe ser permanente durante los años de la infancia.

La vacuna para los adultos se compone por: la vacuna de los niños + vida activa y sana, como dosis de refuerzo para complementar el esquema.

La ventaja de esta vacuna contra la diabetes, es su bajo costo. No necesita producirse en sofisticados laboratorios, sino que todos podemos producirla en nuestras comunidades, en los servicios de salud y sobre todo en nuestros hogares; no se necesita gastar grandes cantidades de dinero en compra de vacuna, sino más bien, una actitud diferente de toda la población sobre cómo abordar los principales problemas de salud pública, más aún cuando el 6%[5] de nuestros niños y niñas se encuentran con obesidad, y por lo tanto, con riesgo de padecer diabetes en el futuro.

Es importante que rescatemos en nuestros niños y niñas, el hacer alguna actividad física, ya sea practicando algún deporte o inculcando el habito del ejercicio, pero debemos comenzar por nosotros mismos, adultos obesos tienen mayor predisposición a tener hijos obesos, incluso se han observado hasta mascotas obesas cuando los amos son obesos.

Los niños y niñas imitan lo que hacen los adultos, en especial si se trata de los padres, comience por implementar una dieta sana, sabemos que no será de la noche a la mañana, que será difícil disminuir el consumo del pedacito de semita con café por la tarde, la tortilla extra en la cena, los 3 vasos de soda durante el día, las pupusas en el desayuno cuando estamos en la oficina, los platanitos con crema… mejor ya no sigo para no tentarlos; lo bueno es que puede seguir comiendo de lo anterior, lo que tiene que cambiar es la porción que actualmente come de cada uno de ellos y agregarle 40 minutos de ejercicio como caminar, hacer bicicleta o correr, al menos 3 veces por semana.

Recuerde que en CALMA queremos ayudarle, si necesita información o más datos acerca de una adecuada alimentación o como hacerse un chequeo médico completo, llámenos o escribanos a nuestro correo electrónico, queremos un país bien nutrido y sobre todo sin diabetes mellitus, así que ¡Vacúnese contra la diabetes! (2298-6346, programasdesalud@calma.org.sv)


[1] Actor estadounidense, característico de películas de acción

[2] 9.3% de la población actual.

[3] Según el Ministerio de Salud

[4] Doctora, docente e investigadora de la Universidad de Suecia, ha publicado diferentes artículos relacionados con la prevención, tratamiento y pronóstico de la diabetes mellitus y síndrome metabólico en diferentes revistas científicas en todo el mundo.

[5] Según FESAL 2008