Lactancia Materna para un mundo mejor

Lactancia Materna para un mundo mejor

Por: Dr. Elvis Marvyn Soriano
Gerente de Programas de Salud

De acuerdo a estudios científicos a nivel mundial:

“Por cada mes de lactancia materna que recibe un niño… incrementa 1.3 puntos su cociente intelectual”

“Por cada 5 niños que nacen… uno nace antes de los 9 meses (prematuro)”

“Un niño prematuro que se alimenta con leche de bote… tiene 4.4 puntos menos de desarrollo intelectual que los que reciben leche materna.”

“Un niño que fue alimentado con lactancia materna de forma exclusiva durante los primeros meses de vida… tiene mayores calificaciones durante la secundaria comparados con los que fueron alimentados con leche de bote.”

“Por cada 10 niños que mueren… 6 mueren de diarrea y de enfermedades respiratorias”.

“Por cada 10 niños que mueren… 4 mueren antes del primer mes de vida”.

“Por cada mes que un niño se alimenta con leche de bote… se enferma 4 veces más de diarrea que un niño alimentado al pecho”.

“Las mujeres que no dan de mamar… tienen 4.4 veces más riesgo de padecer de cáncer de mama”.

“La familia que alimenta a su bebé con formula artificial… gasta el 70% de sus ingresos en alimentación”.

Hay razones para creer en un mundo mejor, el cual podemos construir con una estrategia de bajo costo y altamente benéfica para la madre, el bebé, la familia y el país en general: la lactancia materna.

Pero lamentablemente esta estrategia se ve amenazada por muchos factores: la desinformación y la comercialización indiscriminada de sucedáneos de la leche materna, entre otras causas.

Las compañías productoras de leche artificial, utilizada para la alimentación de niñas y niños, que cada año ganan millones de dólares, primero, con la venta de estos productos (que además los enferma).

Segundo, vendiendo otros suplementos y fórmulas específicas cuando los bebés ya están enfermos, como las que producen menos gases, fórmulas con menos grasas y últimamente las deslactosadas.

Estas compañías planifican el momento en que se acercan a las mujeres, generalmente desde el embarazo, utilizando en muchos casos a los profesionales de la salud para que haga promoción de sus productos, convenciéndola de que es lo mejor para ella y su bebé, cuando la mejor decisión de alimentación la tiene en sus pechos desde el primer día que quedó embarazada.

El parto representa otra oportunidad para lograr fidelizar a la mujer con sus productos, las compañías analizan su vulnerabilidad en ese momento en que se encuentra feliz por recibir en brazos a su hijo y acepta que una marca específica es lo mejor para su bebé.

Además, se valen de dibujos, fotos de bebés estampados en artículos promocionales, y otras artimañas pensadas y creadas para tal fin. Resultado: la madre sale del hospital con "muestras de regalo" para que comience a alimentar a su bebé.

Estas “muestras” generalmente son una o dos latas del producto, ya que las compañías saben que la madre al no tener el apoyo adecuado en los primeros días, utilizará la muestra. Además saben que al utilizar su muestra por 10 o más días, la producción de leche materna en la madre terminará, al no tener el estímulo de succión del bebé, y no le quedará más que salir a comprar otro bote de leche, porque al igual que con las drogas "solo la primera es gratis". Resultado: 70% de un salario mínimo se gasta en la compra de leche de bote, sin contar lo que se gasta cuando el bebé se enferma por alimentarlo con estas leches. Todo está “fríamente calculado” como decía cierto personaje de televisión.

El negocio de las compañías productoras de sucedáneos de la leche materna debe ser conocido por toda la población, ya que si bien no podemos detener su comercialización, podemos exigir que nos hablen con la verdad.

El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, manda a no utilizar publicidad engañosa diciéndonos que nuestros hijos se volverán más inteligentes al consumir sus productos, cuando muchos estudios alrededor del mundo han demostrado lo contrario.

Sí podemos construir un mundo mejor, con futuros adultos sanos, mejor desarrollados y con madres más sanas, en CALMA estamos muy convencidos de que el apoyo a la madre que desea dar pecho, es una inversión importante para el desarrollo del país, si necesita más información no dude en ponerse en contacto con nosotros por cualquiera de los medios disponibles. Recuerde, no gaste su dinero en leche de bote, inviértalo apoyando la lactancia materna.

Bibliografía:
A menos que se diga lo contrario los estudios utilizados como referencia son los siguientes:
• Mortenson EL, Michaelsen KF, Sanders SA, Reinisch JM. The association between duration of breastfeeding and adult intelligence, JAMA 2002;287:2365-2371.
• Dewey KG, Cohen RJ, Brown KH, et al. Effects of exclusive breastfeeding for four versus six months on maternal nutritional status and infant motor development: Results of two randomized trials in Honduras. J Nutr 2001, 131:262–7.
• Horwood LJ, Fergusson DM. Breastfeeding and later cognitive and academic out omes. Pediatrics 1998;101(1):e9.
• Wang YS,Wu SY. The effect of exclusive breastfeeding on development and incidence of infection in infants. J Hum Lact 1996;12:27–30.
• Florey CDV, Leech AM, Blackhall AA. Infant feeding and mental and motor development at 18 months of age in first born singletons. Inter J Epidem 1995;S21–6.
• Morrow-Tlucak M, Haude RH, Ernhart CB. Breastfeeding and cognitive development in the first 2 years of life. Social Sci & Med 1988;26(6):635–9.
• Rodgers B. Feeding in infancy and later ability and attainment: A longitudinal study. Develop Med Child Neurol 1978;20:421–6.
• http://www.paho.org/spanish/ad/fch/BOB3.pdf 1
• http://www.waba.org.my/whatwedo/wbw/wbw98/esp6.htm 2