La lactancia materna y los medios de comunicación

La lactancia materna y los medios de comunicación

El Dr. Salvador Molina, Gerente de Lactancia Materna de CALMA en una entrevista televisiva. El acercamiento a los medios de comunicación para promover la lactancia materna forma parte de una estrategia del componente comunicativo.

Por: Flor Artiga
Técnica de Comunicaciones- CALMA


En el tema de la lactancia materna, la desinformación es generalizada y se extiende, no solo a las madres, si no hasta los medios de comunicación.

Resulta que recientemente fuimos invitados a un programa de televisión matutino para hablar sobre un tema importantísimo y que pocas veces se toca puesto que aún se sigue asociando la alimentación al seno materno como de única responsabilidad para la madre. El tema era Cómo vivir en pareja la lactancia materna, cuyo objetivo fue sensibilizar a los padres sobre la manera de apoyar a la mujer lactante en este proceso.

Mientras la representación de CALMA intentaba durante la entrevista explicar que el rol del padre es fundamental en su apoyo a la lactancia materna, asumiendo tareas en el hogar que le permitan a la madre estar relajada, descansar, y por ende garantizar la bajada de la leche y dar pecho el tiempo que el niño requiere o apoyarla en el cuidado de otros hijos o hijas, si los hay, etc. las imágenes de contexto que se estaban utilizando fueron de padres de familia dando pacha al bebé, a sabiendas de que nos estábamos refiriendo a la alimentación al pecho materno.

Cuando suceden cosas como estas, no sabemos si por desconocimiento o desinterés, no dejamos de pensar en el importante rol de los medios de comunicación como líderes de opinión capaces de incidir en su audiencia, en la sociedad misma, no sólo al aprender contenidos y acceder a información, sino que a partir de un programa televisivo también pueden incorporar prácticas y conductas sociales que asumen como comportamientos cotidianos en su vida. La televisión y la radio son medios que ciertamente transmiten conocimientos y prácticas habituales esenciales, de ahí la importancia del ejercicio de su papel educativo y formativo.

En ese sentido, es crucial que los periodistas, comunicadores sociales y editores de los medios de comunicación apoyen de manera clara y decidida la lactancia materna. Para el caso, ¿qué pasa si en lugar de mostrar niñas y niños con biberones, expusieran imágenes de bebés siendo amamantados? estarían indirectamente favoreciendo la adecuada alimentación para los lactantes y niños pequeños, su óptimo desarrollo físico, se estimularía ese vinculo afectivo entre la madre y su hijo o hija y promovería estilos de vida saludables para las familias, entre muchas otras ventajas, con lo cual, serían parte del fomento al desarrollo humano sostenible.

Como miembros de una entidad referente del apoyo, fomento y protección de la lactancia materna en el país, en CALMA buscamos la participación e involucramiento de los medios de comunicación para que estos sean parte del valor inigualable de la alimentación al seno materno desde el comienzo de la vida, mediante una estrategia de información que persigue trasladar a la sociedad las ventajas que la lactancia natural tiene para las madres, sus bebés, su familia y la sociedad en general.

La función de los medios es sumamente delicada, así como sus alcances, ya que pueden repercutir en un cambio negativo. Es importante recordar que cuando una madre amamanta, puede también estar escuchando la radio, o viendo la televisión.

Obviamente una entidad que fomenta la lactancia materna no cuenta con los mismos recursos que las empresas que anuncian sucedáneos de la leche materna y otros productos, las cuales desarrollan campañas masivas y de gran impacto con el fin de vender, por eso es importante la inversión en lactancia materna y convertir en aliados a los medios de comunicación para que a través de su responsabilidad social promocionen buenas prácticas nutricionales.

A lo largo de nuestro trabajo hemos encontrado muchos aliados, amigos y socios que están contribuyendo en este tema. Actualmente contamos con el apoyo de algunas radios cristianas, de corte juvenil y adulto-joven, que han abierto sus micrófonos para llevar el mensaje a favor del amamantamiento, pero hacen falta muchos espacios para intervenir e información que dar. Situaciones como la ocurrida en el mencionado programa de televisión nos lo confirman.

Está claro que una población más informada tiene más posibilidades de tomar mejores decisiones, amamantar, pero, por el contrario, si no recibe la información adecuada puede caer en patrones de alimentación impuestos socialmente durante años y que son los que han originado el desuso de esta práctica natural, la cual debe replicarse y trasladarse de familia en familia, de generación en generación, con el propósito de mejorar la situación de salud de la población infantil y contribuir a la salud de la mujer, reducir los índices de enfermedad en general y de mortalidad.