¿Lo mejor o lo mediocre?

¿Lo mejor o lo mediocre?

Dar pecho, requiere de una convicción muy grande, la madre debe saber que requerirá más de su tiempo, paciencia, dedicación y compromiso con su bebé, compromiso con la salud y la nutrición de su bebé

Por Dr. Elvis Marvyn Soriano
Gerente de Programas de Salud

En todo el mundo se han estudiado y dado a conocer todas las propiedades que tiene la Leche materna y el acto de amamantar, todas beneficiosas; tanto para el bebé como para la madre. Aun así, todavía hay mujeres que “deciden” no dar de mamar, pero muchas veces es una decisión que se toma a la ligera sin mayor información.

Cuando vamos a comprar zapatos, ¿Es bueno evaluar varias opciones?; cuando vamos a comprar un carro ¿evaluamos varias opciones?; si queremos comprar una casa ¿lo pensamos y evaluamos primero las opciones?; si estamos enfermos o nos sentimos mal, ¿consultamos con el médico o esperamos curarnos solos? Si su respuesta fue “sí” a más de una de las anteriores, entonces pensemos: ¿Es necesario evaluar las opciones de alimentación de nuestros hijos?, definitivamente que sí.

Según la OMS, la lactancia materna ayuda a los bebés a resistir las infecciones o enfermedades comunes como las diarreas y las Infecciones respiratorias agudas, además previene la obesidad infantil, el asma y también en los niños prematuros ayuda, a prevenir el síndrome de Muerte súbita. Además, disminuye el riesgo de la madre de padecer cáncer de mama, entre muchos otros beneficios. Todo lo anterior y otros beneficios han sido estudiados, pero aún así, muchas mujeres deciden no amamantar, y se debe en gran parte al desconocimiento de lo benéfico y sublime que es el acto de amamantar.

Todos los días las compañías productoras de leche artificial o fórmulas infantiles de alimentación bombardean a la madre por todos los medios posibles, en la radio, en la televisión, en el periódico, en el supermercado, en el mercado y también, a través de personal de salud para promover sus productos dañinos para los bebés, ¿y qué pasa con la lactancia?, nadie la promueve, ¿Por qué? Porque no hay dinero para tanta publicidad.

También existe mucha desinformación y mitos que han sobrevivido a lo largo del tiempo y que se siguen transmitiendo de generación en generación, influyendo negativamente en la práctica de la lactancia materna, resultado, los niños y niñas se enferman y no se nutren adecuadamente, simplificando, la cosa es así: ¿Quiere lo mejor para su hijo? Hay que darle lactancia materna exclusiva los primeros 6 meses de vida y luego complementar con alimentos adecuados para la edad hasta los 2 años, ¿Quiere lo mediocre y dañino? Aliméntelo con cualquier otra cosa.

Y es que dar pecho, requiere de una convicción muy grande, la madre debe saber que requerirá más de su tiempo, paciencia, dedicación y compromiso con su bebé, compromiso con la salud y la nutrición de su bebé. Sin embargo, también los beneficios serán mayores así como las satisfacciones y realización como madre.

La Academia Americana de Pediatría, reconoce que los bebés que se alimentan únicamente con lactancia materna durante los primeros 6 meses de su vida, requerirán alimentarse con mayor frecuencia que los que toman formulas infantiles artificiales, esto significa que la madre tendrá que darle de mamar cada 2-3 horas, sin duda, es una situación difícil para la madre que no está preparada, pero aunque no lo crea, es más difícil para el bebé alimentarse con leche artificial y tener que sufrir cólicos, alergias, problemas respiratorios, infecciones de oído, diarrea y sobre todo, estar separado de su madre en lugar de recibir las caricias y el calorcito de la piel de su mami, estará en una cuna, solito, con un biberón frío apoyado en unas almohadas.

¿No a la leche Materna?
Como mencionábamos antes, todavía hay mujeres que deciden no dar pecho, por ejemplo la reconocidísima cantante Jennifer López (JLo) admitió en una entrevista para una conocida revista de espectáculos que no amamantó a sus mellizos, la razón, su mamá no la había amamantado a ella así que no lo consideró necesario.

Pese a las declaraciones de JLo, otras artistas famosas como Christina Aguilera y Salma Hayek, están convencidas de los beneficios de la lactancia materna, y reconocen que nada las ha complacido más, que alimentar con leche materna a sus hijos. Christina incluso confesó en un show televisivo que sus pechos estaban grandes debido a la lactancia, y que eso le causaba orgullo y satisfacción. Muchas mujeres alrededor del mundo han confesado que el acto de amamantar les ha causado seguridad absoluta, al saber que ellas por sí solas son capaces de alimentar a su bebé con lo mejor del mundo, incluso, hay mujeres que he conocido personalmente que me han dicho que el mejor momento de sus vidas ha sido mientras amamantaban a sus hijos.

Un estudio llevado a cabo en España sobre las razones para no amamantar en mujeres reflejó que la causa más frecuente fue: “Una mala experiencia previa con la lactancia materna”, a diferencia de otro realizado en 27 estados de EEUU, en donde la razón más frecuente fue que a la madre no le gusta. Tal como pudo haber ocurrido con JLo y otras mujeres alrededor del mundo, la desinformación influye mucho para que la madre decida no amamantar, sin mencionar el negocio de la venta de fórmulas infantiles artificiales que influyen con su publicidad engañosa en la decisión de la madre. Si se trata de una mala experiencia con la lactancia materna con su primer hijo, no todo está perdido, sencillamente apoyando a la madre a superar esa mala experiencia que vivió, podrá amamantar a un futuro hijo y darle la mejor nutrición y salud. Los únicos casos en los que la madre no puede amamantar son muy raros afortunadamente.

Tal como haríamos al comprar un carro o una casa, en donde no nos dejamos llevar por la primera impresión, sino que vemos más opciones y nos ASESORAMOS para tomar la MEJOR decisión, hay que buscar asesoría cuando se trata de la alimentación de nuestros bebés, no debemos dejarnos guiar por compañías inescrupulosas que pretenden generalizar la alimentación con leches artificiales a todos los bebés, causándoles gran daño a su salud en el momento o a futuro, con el aparecimiento de enfermedades crónicas que se pueden haber evitado informándonos más sobre el tema.

La mujer necesita asesoría en el momento que es madre, no por el hecho de ser mujer ya sabe todo sobre la lactancia, en CALMA creemos firmemente en un mundo mejor, si le apostamos a la lactancia materna, déjenos asesorarla desde el embarazo y ser parte de ese momento tan especial en su vida como lo es el amamantamiento, visítenos, llámenos o escríbanos y con gusto le ayudaremos, al igual que usted, queremos lo mejor para sus hijos.