Destete forzoso Vrs destete natural. ¿HASTA CUÁNDO ALIMENTAR AL BEBÉ CON LECHE MATERNA?

Destete forzoso Vrs destete natural. ¿HASTA CUÁNDO ALIMENTAR AL BEBÉ CON LECHE MATERNA?

El “Destete natural” es suspender la alimentación al seno materno de forma gradual, con amor y en el tiempo óptimo de 2 años o más, en la mayoría de las veces por espontaneidad del niño o la niña.

A pesar de que la Estrategia para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño, de OPS y UNICEF, y la normativa del Ministerio de Salud de nuestro país recomiendan que el amamantamiento debe ser hasta 2 años o más, en algunas ocasiones las madres deciden suspender la lactancia materna antes de que se cumpla esta recomendación, e incluso tempranamente antes de los 6 meses, privando a los niños y niñas de los múltiples beneficios para su salud, nutrición e incluso a su función de bienestar y apoyo emocional. A esta actividad se le denomina “Destete forzoso”.

La decisión tiene que ver con patrones culturales, creencias como “que los bebés se hacen muy dependientes”, “que los varones no deben mamar mucho tiempo porque les sangra la nariz”; en algunos casos por la advertencia de ciertos profesionales de la salud de que la leche materna es buena “hasta ciertos meses de vida” y otros como un nuevo embarazo, el regreso a su actividad laboral, por la aparición de los primeros dientes del bebé, resumiéndose en su mayoría a la falta de información con respecto al tiempo adecuado para dar de mamar.

En la Clínica de Consejería de CALMA, cuando se les pregunta a las madres lactantes cuánto tiempo tienen pensado alimentar a su bebé con leche materna, responden: “He pensado un año”, “El pediatra dice que con un año es suficiente, la leche después de este tiempo ya no sirve, es chilate”, “Sólo 84 días, pues me tengo que ir a trabajar”, respuestas que confirman lo anteriormente expuesto.

Recordemos que la leche materna además de proporcionar las defensas que protegen a los niños y niñas de las enfermedades, ofrece en los primeros 6 meses el 100% de sus necesidades energéticas, de los 6 meses al primer año de vida el 55% y de los 12 a los 23 meses un 40%, lo cual nutricionalmente no es despreciable.

Destete Natural

El “Destete natural” es cuando se suspende la alimentación al seno materno, de una forma gradual, con mucho amor y en el tiempo óptimo de 2 años o más, en la mayoría de las veces por espontaneidad del niño o la niña, en otras, por decisión de la madre. Si es por esta última razón, le motivamos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

• Debe de realizarse de forma gradual, lenta, con amor y libertad, de ninguna manera forzada.
• Saltarse una toma al pecho: Al llegar la hora de la comida, en vez de ofrecer leche materna, invite a probar al niño algunos de los alimentos complementarios que se le ha venido dando, e ir alternando y recortando progresivamente el número de tomas al pecho. Acortar el tiempo de la toma: Si el bebé tarda, por ejemplo 10 minutos con cada pecho, se le puede reducir el tiempo de la toma a 6 minutos cada uno.
• Una vez finalizado el amamantamiento, le debe acompañar y distraer, realizando una actividad que a él o ella le guste u ofrecerle algún jugo de frutas de su preferencia en su tacita o vaso.
• Ir disminuyendo el estimulo de los pechos y si al suspender la lactancia se percibe que la leche se acumula e incómoda mucho incluso con dolor, se debe hacer una extracción corta de leche para disminuir la molestia, ya que si se extrae demasiada leche la producción no cesará y la situación se mantendría indefinidamente.

No debemos olvidar que la evidencia científica, recomienda esperar a que sea el bebé quien dé la pauta para el destete, ya que se ha comprobado que cuando el niño o niña no son forzados a dejar de mamar, ellos solos se destetan a los 2 o 3 años.

Opinión de una madre convencida de los beneficios de la lactancia materna

“Durante millones de años las mujeres siempre amamantaron a sus hijos. No había leche de fórmula y así era lo natural y normal según el plan de Dios. ¡La lactancia sí se puede, millones de años de lactancia exclusiva no pueden haber estado errados! Yo he experimentado los beneficios de la lactancia y ese maravilloso vinculo con mi hija. ¡Y sigo en la lucha! A cuánta mamá primeriza embarazada que conozco le digo que mi mejor consejo es que den de mamar. ¡Es una experiencia única! En estos momentos mi beba duerme profundamente después de mamar. Apoyo 100% la lactancia y la crianza con apego.”