Pronunciamiento de CALMA

ANALISIS COMPARATIVO DE 84 PAÍSES SOBRE SITUACIÓN DE LACTANCIA MATERNA Y ALIMENTACIÓN INFANTIL REFLEJA A EL SALVADOR CON AVANCES IMPORTANTES Y BRECHAS PENDIENTES

Pronunciamiento de CALMA

En la segunda Conferencia Mundial de Lactancia Materna, realizada a finales del año 2016 en Johannesburgo, la Red Mundial de Grupos Pro Alimentación Infantil (IBFAN por sus siglas en inglés)  presentó el informe "¿Su país ha hecho lo suficiente para llenar las brechas en nutrición infantil?  “Has Your Nation Done Enough to Bridge the Gaps?, el cual destaca de forma general que el mundo aún no está invirtiendo lo suficiente en la niñez y juventud para construir desarrollo.

En este informe se presentan los resultados de 84 países, utilizando para ello una herramienta diseñada por IBFAN llamada WBTi - Iniciativa Mundial sobre Tendencias de la Lactancia Materna, que agrupa en dos los indicadores, unos que tienen que ver con el estado de las Políticas y Programas Nacionales y otros evalúan las Prácticas de Alimentación.

Es de recordar que El Salvador realizó a mediados del año 2015 un segundo informe WBTI, el primero lo hizo en el 2012, el cual ubicó al país en segundo lugar en la región en implementar políticas y programas, así como en el incremento de las prácticas de lactancia materna. Este informe se realizó con la participación de diferentes actores: Ministerio de Salud, MINSAL, Organización Panamericana de la Salud, PAHO, Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia, CONNA, Ministerio de Trabajo y Previsión Social, MTPS, Universidad Evangélica de El Salvador, UEES, World Vision El Salvador, Plan El Salvador, Asociación de Beneficiarios de Agua de la Zona Rural de Tonacatepeque, ABAZORTO, Fundación de Apoyo Familiar, FUNDAFAM y el Centro de Apoyo de Lactancia Materna, quien facilitó el proceso de consultas y gestión del informe.

Es por ello que CALMA como Organización de la Sociedad Civil, cuya misión fundamental es promover la lactancia materna, considera importante continuar divulgando los resultados comparativos del Informe 2015, con relación a las acciones que realiza El Salvador y de cara también a su posición en la región. De hecho, en la más reciente reunión de la Comisión Nacional de Lactancia Materna CONALAM, este informe fue socializado con la Ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar y con las organizaciones miembros, quienes coincidieron en que si bien hay avances, los hallazgos muestran que aún queda mucho trabajo por hacer.

En cuanto al Estatus de políticas y programas, nuestro país se ubica en la posición 17, con una nota de 71; mientras que en el indicador sobre la Iniciativa de Hospitales Amigos, El Salvador se encuentra en la posición 11, con una nota de 5 que comparte con Estados Unidos y Guatemala. Es de resaltar que este indicador ha tenido un retroceso en casi todos los países, ya que sólo 42 reportaron que tienen más del 50% de Hospitales Amigables. Este indicador tiene un vínculo directo con las bajas tasas de inicio temprano de la lactancia materna. Esto a pesar de que la evidencia nos muestra que la mortalidad infantil podría reducirse en 1,3 veces si todas las mujeres amamantaran durante la primera hora después del parto, sólo la mitad de recién nacidos lo logran.

En lo relacionado a la implementación del Código Internacional de Comercialización de los Sucedáneos de la Leche Materna existe una brecha aún por superar en casi todos los países. Aquí, nuestro país se ubica en la posición 7, con una nota de 7, que comparte con Siri Lanka, Sur África, República de Corea, Panamá, Nicaragua, Mongolia, Honduras, Colombia y Cabo Verde. El informe destaca que hay legislación en sólo la mitad de los países, incluido El Salvador y muy pocos han adoptado las resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud.

En el indicador que se refiere al Estado de Protección de la Maternidad, El Salvador se encuentra en la posición 5, junto con Vietnam, Taiwan, Perú, Nicaragua, Marruecos, México y Camerún, y muestra que aún se debe trabajar por más apoyo a las mujeres. Aquí, aparece que sólo el 10% de los países ofrecen más de 26 semanas de licencia por maternidad, en nuestro país son 16. Más del 75% de países no proporcionan protección a las mujeres en el sector informal. Este dato es coincidente con que sólo 37% de las madres amamantan exclusivamente en los 84 países, ya que la protección de la maternidad es fundamental para el éxito de la lactancia materna exclusiva.

El indicador relacionado con la alimentación infantil durante las emergencias, que es el más bajo del estudio, evidencia que los países carecen de preparación y prevención en cuanto a la protección de la lactancia materna, lo que abre la posibilidad para que la industria de alimentos infantiles aproveche las vulnerabilidades de las madres y sus bebés en ese momento. Nuestro país se encuentra en la posición 11, junto a Zambia, Sudáfrica, Paquistán, Lesoto, Kuwait, Bosnia Herzegovina.

En el informe se destacan otras posiciones de El Salvador en cuanto a prácticas de alimentación de la lactancia materna, en las que se evidencia que ha habido mejoría en dichos indicadores en comparación con los promedios mundiales, pero que aún hace falta continuar ejecutando acciones de manera conjunta. Entre ellos destaca el inicio temprano, la lactancia materna exclusiva, duración de la lactancia, alimentación con biberón. En este aspecto, El Salvador se ubica con un porcentaje de 42% en iniciación temprana, cuando el promedio mundial es de 44%, LME con un 47% y el promedio mundial es de 38%, alimentación complementaria con 90% cuando el promedio mundial es de 65% y lactancia materna hasta los dos años de 66%, mientras que el promedio mundial es de 49%.

A pesar de que El Salvador ha caminado por generar mejores entornos para la lactancia materna, se hace evidente la necesidad de continuar trabajando por cerrar las brechas que menciona el estudio, por lo que CALMA se compromete a seguir aportando desde su quehacer institucional a las acciones nacionales de promoción, protección y apoyo a la lactancia materna, estimulando y articulando con los diferentes actores a fin de contribuir a los indicadores nacionales de lactancia materna y nutrición infantil.