¿Qué hacer si a una madre y a su bebé se les violenta el derecho a lactar en público?

En El Salvador la lactancia materna es un DERECHO

¿Qué hacer si a una madre y a su bebé se les violenta el derecho a lactar en público?

La queja frecuente entre las madres que practican la lactancia materna es que aun reciben miradas de desaprobación cuando están amamantando a sus bebés en lugares públicos, ya que al parecer, en pleno siglo XXI, este acto sigue siendo un tabú. 

Sin ir más lejos, pese a que nuestro país ha caminado por recobrar la cultura del amamantamiento, muchos establecimientos continúan con una postura poco alentadora: no cuentan con espacios adecuados para la lactancia o tienen como “política” que no se permite amamantar en ese lugar. Lo cierto es que no hay más que decir: ¡en nuestro país la lactancia materna es un DERECHO!

En vista de lo sucedido recientemente en un supermercado de El Salvador en donde se coarto el derecho de una madre a amamantar a su bebé y fue sacada del establecimiento, pese a estar lloviendo, es importante dar algunas recomendaciones de lo que se debe hacer en una situación como esta, a fin de evitar que por “desconocimiento” de algunas personas se violenten los derechos de madres y sus bebés:

1.  Exija su derecho. Pida hablar con el encargado o con la gerencia y que le muestren la “Política Interna” en la que se prohíbe amamantar en el establecimiento, esto le servirá luego para sustentar la falta.

2.  Mencione el marco normativo que establece la lactancia materna como un derecho: Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia LEPINA que en su Artículo 28 habla explícitamente del Derecho a la lactancia materna y la Ley de Lactancia Materna, vigente desde el 2013, que establece en su Artículo 2 que: “Todos los niños y niñas tienen el derecho a la lactancia materna en condiciones que garanticen su vida, salud, crecimiento y desarrollo integral. Asimismo, las madres tienen derecho a amamantar a sus hijas e hijos con el apoyo del padre, la familia, la comunidad, lo empleadores y las organizaciones privadas y es obligación del Estado garantizarlo”.

3.  Puede ser sancionado. Haga ver quela ley de lactancia materna se aplica a todas las personas, naturales o jurídicas, públicas o privadas y por lo tanto no se debe restringir el amamantamiento bajo ningún argumento, ya que esto implicaría promover prácticas que lo desalientan.

4.  No se quede callada. La lactancia materna es una práctica natural de crianza, defienda su derecho y el de su bebé a amamantar. Es importante que estos casos no pasen desapercibidos, de tal manera que si usted conoce de casos similares, los dé a conocer. Las redes sociales son hoy en día una ventana para dar a conocer este tipo de hechos a fin de que no vuelvan a suceder.

5.  Denuncie. Si aun con lo anterior, siente que su derecho ha sido violentado, según la Ley de lactancia materna, puede interponer su denuncia en las Unidades Comunitarias de Salud Familiar, SIBASIS u Hospitales públicos más cercanos al lugar del incidente.

¿Está dispuesto un establecimiento a correr el riesgo de una mala publicidad? 

Los establecimientos comerciales saben que una buena o mala publicidad, aquella que se hace de boca en boca, implica un retorno, positivo o negativo, de 7 x 7, es decir que cada persona comunicará una determinada acción a otras 7 personas.

Recuerde que la sociedad cada vez está más empoderada, consiente de sus derechos y el de su familia

Le invitamos a convertirse en un Establecimiento Amigo de la Lactancia Materna, fomentando buenas prácticas de alimentación y nutrición.

Defendiendo el derecho a la lactancia materna estamos garantizando mejores sociedades, más productivas y con más oportunidades de desarrollo pleno de las potencialidades. Los beneficios de la lactancia materna están más que comprobados y estos abarcan desde la salud y nutrición hasta la economía y el medio ambiente, por mencionar algunos.

Si desea más información, llame a nuestro servicio de Asesoría jurídica en Lactancia Materna, Tel. 2298-4311, correo: asesoriajuridica@calma.org.sv