Antecedentes

Antecedentes

CALMA es una institución sin fines de lucro, políticos o religiosos, que desde sus inicios ha estimulado la buena maternidad y prácticas nutricionales convenientes.

El Centro de Apoyo de Lactancia Materna CALMA, surgió hace 33 años como una iniciativa para proteger, fomentar y rescatar la práctica de la alimentación al pecho materno en El Salvador, la cual debido a la promoción indiscriminada de sucedáneos se encontraba en decadencia. 

La iniciativa en ese entonces emanó de profesionales de diferentes ramas, entre salvadoreños y estadounidenses con el propósito de promover en beneficio de la niñez, las madres y familias, la frecuencia y duración del amamantamiento.

A través de los años, la institución ha realizado diferentes estrategias, entre ellas un proceso constante de abogacía e incidencia encaminado a lograr que el país cuente con un marco legal de apoyo, promoción y protección hacia la alimentación al seno materno.

De igual manera se han realizado diferentes campañas de sensibilización e información, capacitación, asistencia técnica y servicios de consultoría a instituciones gubernamentales y no gubernamentales, así como realizado un trabajo constante de concientización y educación hacia las madres, familias y grupos de estudiantes con lo cual se logra penetrar, poco a poco, el mensaje sobre la importancia de la Lactancia Materna.

La organización ha evolucionado y construido un modelo de trabajo que mantiene como eje integrador la práctica de Lactancia Materna para desarrollar programas en diferentes áreas y contribuir así al desarrollo integral y al mejoramiento de la calidad de vida de la población salvadoreña.

A través de los años se ha beneficiado a una población diversa, social y económicamente vulnerable y el compromiso es seguir buscando apoyo para que la alimentación al pecho sea retomado en los distintos programas del país, desarrollando estrategias innovadoras, buscando la intervención de la población, de Alianzas con instituciones públicas y privadas, de la Cooperación Internacional, así como la participación y compromiso de actores comunitarios, quienes desde el ámbito de sus acciones han contribuido a los logros institucionales, permitiendo a CALMA el alcance y fijación de nuevas metas, lo cual encamina a la Institución a proyectarse ante nuevos retos.


La visión es contribuir al desarrollo de políticas de salud, nutrición y el desarrollo en general que favorezcan a la niñez, la familia y la sociedad salvadoreña para cambiar realizar el trabajo cuente con personal multidisciplinario, calificado técnicamente, con mística de trabajo, valores y sobre todo muy comprometido con la realidad social del país.

CALMA ansia a través de su labor y expansión provocar la acción en los diferentes sectores sociales, la promoción de la salud, la ampliación de oportunidades, el fortalecimiento de las capacidades de decisión local, así como insertarnos en espacios de construcción social. 

Trabajar con enfoques innovadores como la Comunicación para el Desarrollo y el Mercadeo Social para informar y educar a una sociedad renovada y cambiante es parte fundamental, así como darle empuje a los servicios que como la Clínica de Consejería en Lactancia Materna y la Clínica de Salud Integral a la Familia, esta última ubicada en El Puerto de La Libertad.

Todo el quehacer entonces tiene la visión de contribuir a mejorar las condiciones de vida, actuales y futuras, así como velar por el desarrollo de la población más vulnerable.